Impulsividad, manejo de la ira y los trastornos de conducta en el Tourette

La siguiente es una adaptación de una entrevista en inglés publicada en la sección “pregúntele al experto”, de la revista de la asociación para el síndrome de Tourette de los Estados Unidos, publicada en verano del 2010.

Dr. John Walkup, Vicedirector del departamento de psiquiatría y director de la división de psiquiatría infantojuvenil en el Colegio médico de Cornell y el Hospital presbiteriano de Nueva York. Asesor médico de la Fundación para el Sindrome de Tourette de los Estados Unidos.

Tengo un hijo con el síndrome.  Aparte, ha sido diagnosticado con otros trastornos (TDA, TOC, trastorno de ansiedad y episodios de ira). Como he de encarar el manejo de su conducta? Como deberían sus médicos y psicólogos determinar cuando su conducta proviene de un tic o es resultado de una mala conducta.

Hay una serie de pasos importantes para mantener la impulsividad, la ira y otros comportamientos bajo control. Primero que todo debe entender que las cuestiones de conducta pueden ser controladas. A veces escucho padres y médicos decir que tales problemas no pueden ser manejados. Pero es importante saber que con la ayuda adecuada pueden ser tratados. Segundo,  Es fundamental identificar y tratar los trastornos subyacentes adecuadamente: la ansiedad la depresión y el TDA. La ira está altamente asociada con la ansiedad y los trastornos del ánimo, como también lo está el TDA. Tercero, la terapia con mejor evidencia para el tratamiento de la ira y los cambios de ánimo (una vez que las comorbilidades se hallan bajo control) es la terapia conductual. Los eficaces resultados de esta terapia en niños, adultos, y la familia han sido demostrados repetidamente.  Algunas familias sin embargo se han sentido frustradas con este tratamiento. A veces debido que la terapia conductual es como un arte – hay arte del bueno y arte del malo. De la misma manera hay terapias conductuales buenas y no tan buenas. Con el terapeuta adecuado, la ira y la conducta pueden ser adecuadamente manejadas.

He escuchado que algunas terapias para personas con TOC pueden generar conflicto cuando se utilizan en personas que al mismo tiempo tienen el síndrome. Cuáles son estas terapias pueden causar conflictos y por qué?

Las terapias efectivas para el trastorno obsesivo compulsivo incluye la terapia cognitivo conductual (llamada TCC), basada en la prevención de la exposición y respuesta. Qué significa esto? Los síntomas del TOC se originan en el cerebro, pero son mantenidos o incluso empeorado los por un proceso llamado refuerzo negativo. Para algunas personas con TOC, cuando tienen una obsesión y hacen el ritual necesario para que ésta se vaya, la obsesión y el ritual se refuerzan. De esta manera la próxima vez que la persona tenga la obsesión, está realizada el ritual para qué la obsesión se vaya. Este patrón hace que la persona se sienta temporariamente liberada, pero con el tiempo, este manejo  de los síntomas hace que los mismos empeoren.

La terapia cognitiva conductual intenta romper con este refuerzo, enseñándole a la persona habilidades para resistir el ritual cuando tienen la obsesión. Es difícil, pero la persona tarde o temprano aprende que la obsesión puede desaparecer sin el ritual, y resistiéndose a completar el mismo rompen el ciclo del refuerzo negativo. Nada acerca de este proceso es inconsistente con el hecho de tener el síndrome de Tourette. Por alguna razón la gente piensa que como el trastorno obsesivo compulsivo es un trastorno neurológico los tratamientos conductuales son inapropiados, y esto es incorrecto.

La terapia cognitivo conductual es perfectamente compatible con el uso de medicación la medicación ayuda a disminuir la ansiedad y el estrés, y la terapia cognitivo conductual enseña a las personas cómo manejar sus síntomas de manera más efectiva. El trastorno obsesivo compulsivo y el síndrome de Tourette son como cualquier otro problema médico. Hay buenos tratamientos farmacológicos y buenas estrategias de manejo de la conducta. La medicación y la terapia funcional de la mano para traerles alivio a las personas. Además, aprender cómo tratar efectivamente un problema es alentador a la larga, ya que refuerza la confianza y la autoestima.

Es verdad que algunas personas con el síndrome de tres tienden a tener episodios de ira? Yo tengo Tourette desde que soy niño y he tenido problemas en el manejo de mi temperamento. Me enojo muy rápido e incluso me bloqueo al punto de no recordar que ocurrió. Me siento de manera horrible más tarde por haberme enojado con mis amigos y mi familia. Como le explico esto a ellos?

Las personas con el síndrome suelen tener otras condiciones asociadas que favorecen los problemas de control de la ira. Como ya he dicho, identificar estas condiciones, tratadas apropiadamente y luego usando buenas técnicas de manejo de la conducta y la ira puede ser muy útil. En un estudio reciente sobre el tratamiento del Tourette, los niños que se habían incluido en el estudio tenían altas tasas de ansiedad y otros trastornos, más que el trastorno obsesivo compulsivo. Hay médicos bien entrenados para detectar el trastorno por déficit de atención y el trastorno obsesivo compulsivo, pero no los suelen estar tanto para detectar trastornos de ansiedad y del estado de ánimo en personas con Tourette. La ansiedad y los trastornos de conducta no reconocidos y por tanto no tratados, pueden predisponer a problemas por la falta de control de la ira. Si alguien tiene problemas con el control de la ira y no ha sido evaluado para dicha condición, sería una buena idea evaluarlo.

Hay varias estrategias que las personas con problemas con el control de la ira pueden utilizar. A mí me gusta la  estrategia RIBEYE: (Relajación, Identificar el problema, Brainstorm – por tormenta de ideas en inglés – , Evaluar las soluciones, Yes – en inglés la palabra si, por decirse si a uno mismo – , y E por encourage yourself  – motivarse a si mismo en inglés-. Lo que es seguro acerca del tratamiento de la ira, es que el primer paso, que es dar un paso hacia atrás para poder ver la situación, luego pensar acerca del problema, elegir la mejor solución y recompensarse a sí mismo por el buen trabajo realizado. Como cualquier habilidad, requiere práctica., la ira puede ganarnos, pero les aseguro que insistir lleva a buen camino. Encontrar un buen terapeuta o coach puede ser necesario para aquellos que les cueste más comenzar a tomarle la mano.

About these ads

Publicado el 14 de octubre de 2011 en Sección Padres, Tratamiento no farmacológico. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: